As simple as it sounds, to use the device you simply hold it against your forehead and wait. Results are synched from Scout to your smartphone, where you can track your health over time. On a basic level, you can see that your temperature or heart rate is elevated from the norm at any given time.

Con la temprana eliminación de las dos principales favoritas (Serena Williams y Na Li), los individuales femeninos se antojan este ao propicios para la confirmación de nuevas figuras como la hispano venezolana Muguruza o como la propia Townsend, que siendo quinceaera ya demostró lo que era capaz de hacer en la categoría junior, ganando el Open de Australia 2012. Aquel ao reinaría igualmente en dobles femeninos en Melbourne, Wimbledon y Flushing Meadows, convirtiéndose en la primera estadounidense que alcanzaba el número uno mundial juvenil desde Gretschen Rush en 1982. Y eso que todavía llevaba brackets en los dientes!.

Los servicios públicos estarán sometidos al régimen jurídico que fije la ley, podrán ser prestados por el Estado, directa o indirectamente, por comunidades organizadas, o por particulares. En todo caso, el Estado mantendrá la regulación, el control y la vigilancia de dichos servicios. Si por razones de soberanía o de interés social, el Estado, mediante ley aprobada por la mayoría de los miembros de una y otra cámara, por iniciativa del Gobierno decide reservarse determinadas actividades estratégicas o servicios públicos, deberá indemnizar previa y plenamente a las personas que en virtud de dicha ley, queden privadas del ejercicio de una actividad lícita..

Entre las blogueras alternativas destacan Yoani S Miriam Celaya y Laritza Diversent. O la activista Sonia Garro, quien junto a un grupo de habaneras combativas p se manifiestan en las calles. Hay m en la capital y en otras provincias, sobre todo en las orientales, como la periodista independiente Caridad Caballero Batista..

No tengo palabras para decir cuánto dao me hicieron. Me violaron diez soldados mientras me pegaban, tanto que al cabo de un rato ya no sentí nada, recuerda secándose las lágrimas con el hiyab que le cubre la cabeza. Cuando terminaron, quemaron la choza con ella dentro, que estaba inconsciente.

En esas pequeas peregrinaciones buscaba la magia, ver el destello, dejarme sorprender por lo inesperado, disfrutar de alguien que me recordaba algo más que físicamente a uno de mis ídolos: Pete Pistol Maravich. Cierto que Pistol Pete y Ricky no guardan tantas similitudes como nos han tratado de vender, pero si algo les une es el hecho de ser dos jugadores únicos, de esos que salen uno cada 25 aos. O los que uno quiera poner..

Leave a comment