He could rejoin the team during the fifth week of the season, when the Patriots play the Browns in Cleveland. Championship game on Jan. 18, 2015, when officials determined that some game balls used by the Patriots were underinflated, presumably to make it easier for Brady to grip them in the wet weather.

Pero Juanjo no duda un solo segundo. No va a volver a Espaa pese a haber sufrido tantos ataques, pese a que su vida corre peligro cada segundo, pese a que su médico le recomendó que no frecuente zonas de alto riesgo tras haber sufrido tres infartos y tener colocados nueve stents. El dolor de su relato se combina, inexplicablemente, con una voz cálida y sosegada que aflora cuando habla de Dios, en el que encuentra toda justificación.

Tsipras es un líder precoz, curtido en mil batallas desde los 14 aos, cuando se convirtió en uno de los líderes de una revuelta estudiantil. No parece un ingenuo. Así pues, lo más lógico es pensar que se sabía destinado a imponer un ‘corralito’ si convocaba la consulta.

Independientemente de dónde voy a estar a partir de ahora, siempre acompaaré a la selección, pero quedarme aquí y sólo poder entrenar me está matando por dentro . Sin ningún tipo de alegría . Es muy malo entrenar sin prepararse para algo y esto me puede llevar a una lesión accidental que haría todo aún más difícil..

Los lenguajes construidos (o conlangs) suponen una de las mayores aportaciones no tecnológicas al cine reciente y al boom de las series, aunque a ojos (y sobre todo oídos) de la cultura popular todavía pasen inadvertidas. El éxito de varias superproducciones de ciencia ficción demuestra que la industria del entretenimiento no sólo recurre a estos idiomas inventados para aadir autenticidad al relato, sino que además busca con ellos fidelizar al público. Y en consecuencia, aumentar los ingresos.

Queda mucho en el tintero pero no quisiera abusar de la paciencia esta vez que no los llevamos a ningún lado ni le mostramos nada demasiado interesante, salvo que consideremos interesante esta colectividad que hemos creado entre los lectores y nosotros, como hacíamos los viejos periodistas y los viejos lectores, en aquellos tiempos en que las familias decían: “en esta casa no entra otro diario que El País (o El Día o La Maana)”. Eran y pueden volver a ser, tiempos de complicidad y confianza entre lectores y periodistas. Ellos nos querían y nosotros sin ellos éramos una persona con un disfraz de periodista demasiado grande para nuestra talla..

Leave a comment