Debes introducir un nuevo programa de capacitaci cuando menos cada cuatro a seis meses. Y ojo: debe ser nuevo. El mismo programa ser un desperdicio de recursos. El corredor se convierte en un Woody Allen a la búsqueda de un coach, de un experto corredor, de un bloguero curandero o de lo que sea. Y la espiral puede terminar, efectivamente, generando algo más estructural. Una dolencia psicosomática o un trastorno somatoforme: cuando una persona percibe el estrés puede generar respuestas emocionales y de conducta que derivan en dolencias físicas.

El usuario de este manual podría ser el famoso jugador de fin de semana, pero contiene simplezas tan abrumadoras que hasta un tenista profesional, un proyecto de un Future o un “gana pan” de los challengers deberían adoptar. De eso habla el propio Gilbert cuando dice encontrar la fórmula para desactivar el drive de Aaron Krickstein, un fugaz talento norteamericano de finales de los ochenta: “Lo eliminé del torneo y me quedé con 32.400 dólares. El se estaba quedando con la futura pensión universitaria para mis hijos”..

Está agotada pero lleva las uas pintadas a la francesa. Se despertó a las siete de la maana para entrenar y tiene dos horas libres antes de retomar la práctica. Recorre el Campus Deportivo de Maldonado avanzando con inercia, respondiendo a cada uno de los saludos de los funcionarios y colegas de la misma forma: extiende la palma de su mano, la lleva hacia sus labios, besa la punta de los dedos y la dirige hacia ellos..

LeBron James ha evitado los dulces, los hidratos de carbono y todos los derivados lácteos durante 67 días de vacaciones. Una estricta dieta veraniega con la que consiguió reducir su peso hasta las 250 libras (unos 113 kilos), una vuelta de tuerca más en su nueva vida en Cleveland. “Estoy mucho más ligero que en los últimos aos (.) y eso no es bueno para mis rivales”, comentó el alero en el adelanto de una entrevista con la CNN que se emite la noche del viernes..

Aquí y ahora, la diseadora Valeria Pesqueira, coleccionista de zapatillas de lona “porque de teenager fui fan de las bandas de Manchester y ellos son fans de las zapatillas básicas de lona blanca con cordones”, es la creadora de la línea Topper+Pesqueira, zapatillas para mujeres y nias que recrean sus ardides de estampas de inspiración zoológica. Otro último grito de la moda local remite a las Posco, zapatillas de recursos austeros diseadas por el arquitecto Gastón Greco. Sus diseos asomaron en el desfile de Bastardo (Colección Ensayo) y el catálogo de Julia Schang Vitón para la colección Cabotaje..

Leave a comment